Hechizo para endulzar a su esposa, esposa.

Visite tambien: hechizos de amor con cabello

Hechizo para endulzar a su esposa, esposa.
Una esposa agria en la vida de un hombre es un tormento. Por eso los antiguos ya recomendaban luego una simpatía para verse libre del problema, pues o usted se libra del azedume de ella, o se libra de ella. Si usted, sin embargo, le gusta la figura, entonces vale la pena intentar una simpatía para salvar su matrimonio.

En un viernes de Luna Minguante, después de las nueve de la noche, tome una aguja virgen y cuando su esposa esté durmiendo, pase la aguja siete veces por la ropa de ella, en cualquier parte. Después de poner la aguja en el centro de un limón, jugando lo más lejos posible de su casa, pero sin salir de su puerta.

Hechizo para el marido que tiene adicción y necesita ayuda
Decir que el vicio es sin vergüenza es cerrar los ojos a la industria de las tentaciones ya la acción de las fuerzas malignas. Quien está en el vicio quisiera no estar y de haber tenido, en el momento oportuno, la protección para no haber cedido a la tentación.
Tener un problema de estos dentro de casa es terrible y sólo con mucha fe se podrá quedar libre de él. Lo que es necesario, ante todo, es convencer a la persona a querer ayuda. Después de eso, buscar personas o instituciones especializadas. Para ayudar, sea cual sea el vicio, arreglar un vaso donde haya plantado espada de sierras. Cada día, por la mañana, lave las hojas de esa planta, recogiendo el agua en una cuenca. Utiliza para hacer el café y la comida que se servirán al marido.

Hechizo para el marido que tiene adicción y necesita ayuda
Decir que el vicio es sin vergüenza es cerrar los ojos a la industria de las tentaciones ya la acción de las fuerzas malignas. Quien está en el vicio quisiera no estar y de haber tenido, en el momento oportuno, la protección para no haber cedido a la tentación.
Tener un problema de estos dentro de casa es terrible y sólo con mucha fe se podrá quedar libre de él. Lo que es necesario, ante todo, es convencer a la persona a querer ayuda. Después de eso, buscar personas o instituciones especializadas. Para ayudar, sea cual sea el vicio, arreglar un vaso donde haya plantado espada de sierras. Cada día, por la mañana, lave las hojas de esa planta, recogiendo el agua en una cuenca. Utiliza para hacer el café y la comida que se servirán al marido.