Baño Dulce Para Atraer El Amor

 

 Hechizos Con Velas Negras Para El Amor Y La Suerte. Sus resultados son tan efectivos que en poco tiempo el ser amado regresa, ahora en nuestro tiempo se utilizan fotografías, pero antes se utilizaban cabellos, gotas de orina, sangre, cabello con saliva y algunos casos semen, y darle más fuerza al hechizo, este ritual de amarres de amor con cabello para el ser amado, si bien no se encuentra dentro de la vertiente de la magia blanca para el amor, es sumamente efectiva y no muy peligrosa.

Consigue tres velas de color rojo oscuro, entre mas ocuro mejor, coloca tu nombre y el de la persona que amas de arriba hacia abajo en cada vela, es decir desde el pabilo hasta la base, ahora une las tres velas con un liston rojo en el cual has escrito previamente, atados, ligados y amarrados por siempre, aseguras las tres velas con el liston y asegurate que queden bien juntitas, luego haces tres nudos diciendo cada vez que hagas uno: en el nombre de Dios hijo Verbo hecho carne, si y amen de Dios padre yo decreto y declaro que fulano de tal estara atado, ligado y amarrado a mi (decir propio nombre) para siempre, conjuro esto en el nombre de dios y con su permiso amen, amen, amen.

Cumplido este paso, debes proceder a lavar las velas con el aceite perfumado de rosa, asegurándote de no dejar ningún espacio de la veladora sin el aroma; te recomendamos que sumerjas tus dedos en el aceite y luego lo pases por toda la longitud de la vela, es importante que abordes los cuatro cuadrantes, es decir, arriba y abajo, cuatro veces en todos los lados.

Ponemos las dos piedras juntas, tras lo cual las unimos con el lazo y le damos varias vueltas sobre estas dos piedras; una vez hecho esto, ponemos una foto de la persona que queremos, encendemos incienso y una vela roja, luego magia de amor con miel se le pide a San Valentín que bendiga tu amor por esa persona y que nunca se aleje e ti. Cuando se consuma la vela y junto con las cenizas del incienso y el resto de las guardamos en el fondo de un lugar bien escondido.

La magia roja, por excelencia hecha para solucionar problemas afectivos y emocionales, la naturaleza de este tipo de magia es ampliamente cuestionada, pues muchos brujos sumamente reconocidos, expertos en magia negra, hablan de ella como un tipo de magia por si misma autónoma, ósea, que no se vincula de ninguna manera a la magia blanca, sin embargo, si partimos desde el enfoque antes explicado que conceptualiza a la magia blanca como un tipo de magia utilizado para el bien, podemos afirmar sin duda, que la magia roja pertenece a esta categoría, siempre y cuando sea utilizado para este fin, condición naturalmente facultativa, pero ampliamente aceptable.